Un país de diversas naciones

Por Sebastián Ainzúa Auerbach

En el territorio llamado Chile existen, según el último censo más de 10 naciones distintas a los llamados típicamente “chilenos o chilenas”. La población que se autoidentifica como perteneciente a Pueblos indígenas u originarios es de 12,8%… a los que además se podrían agregar descendientes directos no identificados.

Estas diversas nacionalidades hay sido subsumidas bajo la idea de un país, una nación y un estado, que además, dicho sea de paso, está fuertemente centralizado.

Entonces, si no hemos sido capaces de reconocer y valorar las características distintivas de las regiones con geografía diferente, menos hemos avanzado en reconocimiento de las culturas que están arraigadas sobre esas tierras.

Nuestro destino como país está anclado en las naciones que han dado vida a los territorios y ha sido una omisión flagrante y maliciosa, esconder e invisibilizar esas naciones.

Cada nación tiene sus cosmovisiones que se expresan cultural, social y valóricamente. Cada una de ellas hacen propio sus hábitats y le otorga una vocación territorial de acuerdo a nociones identitarias que deben ser reconocidas y respetadas.

De esta forma, la emergencia indígena que estamos viviendo, tal como la señala José Bengoa, tiene dos acepciones. La primera es la de idea de “emerger” es decir, la forma de levantar lo que ha estado hundido, recubierto. La segunda acepción es la que se refiere a la urgencia. Es decir, la necesidad de reconocer las diversas identidades que dan cuenta de una unidad territorial, pero sin uniformidad cultural.

El proceso constituyente nos permite enfrentar esas emergencias…A través de dos momentos formidables: lo constituyente y lo plurinacional.

A partir de octubre tendremos la oportunidad de forjar nuevas significaciones compartidas, los nuevos horizontes de posibilidad respecto de las preguntas ¿qué significa Chile? ¿qué significa ser chilenos y chilenas?… Este es el momento de la afirmación de nuevas identidades colectivas y el surgimiento de nuevos actores y actrices para la política nacional y la constatación histórica de que existen comunidades anteriores a nuestro país.

Entradas recomendadas